2 may. 2011

Mis posmodernos favoritos (29): Bloger De Niro


En Bloger De Niro se juega con el lenguaje para obtener una imagen sorprendente. ¿Sorprendente? Sí, tanto el juego (lingüístico) previo como la imagen (gráfica) resultante. El manual de instrucciones no precisado de este impagable blog vendría a decir que se toma un nombre (de persona o personaje) o un título (de cualquier producto cultural) y se mezcla (descaradamente) con algún elemento de la vida cotidiana -un alimento, un objeto-; el resultado es un enunciado posmoderno merecedor (por sí mismo) de pasar a los anales de la (intra)historia de la cultura pop. Pero ahí no termina la cosa. Mejor dicho, ahí empieza la cosa. Solo entonces, el dúo responsable del invento da rienda suelta a su talento gráfico para pergeñar unas ilustraciones (in)dignas de figurar en cualquier museo que se precie de atender al (verdadero) arte contemporáneo.

Todo se andará. De momento, las diabluras animadas de Héctor Alfonso Aller y Manuel Martínez Soler constituyen una parada obligada en el viaje interior de cualquiera que guste de recrearse en los placeres minoritarios. Invitado quedas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario