4 abr. 2011

Lecturas imprescindibles (1): Julián Casanova. Europa contra Europa


El País proponía ayer, desde su suplemento dominical, una lectura ineludible: el historiador Julián Casanova publica nuevo libro, Europa contra Europa 1914-1945, y el principal diario de nuestro país adelantaba un fragmento -titulado 'Propaganda, mentiras, miedo'- en el que se subraya que "el fascismo y el comunismo atrajeron a intelectuales y fueron viveros de jóvenes líderes que, arrancando de la nada, rompieron con el pasado y atizaron la cultura del enfrentamiento entre las dos guerras mundiales".

La breve dosis ensayística de un todo que se antoja imprescindible, comenzaba así: "El comunismo y el fascismo se convirtieron primero en alternativas y después en polos de atracción para intelectuales, vehículos para la política de masas, viveros de nuevos líderes que, subiendo de la nada, arrancando desde fuera del establishment y del viejo orden monárquico e imperial, propusieron rupturas radicales con el pasado. La mayoría de los dirigentes responsables de los grandes poderes en el estallido de la Primera Guerra Mundial pertenecían a ese mundo exclusivo y elitista, estrechamente vinculado a la cultura aristocrática del Antiguo Régimen, con escasos conocimientos sobre la sociedad industrial y los cambios sociales que estaba provocando.

La Primera Guerra Mundial, que decidió el destino de Europa por la fuerza, tras muchos años, décadas en realidad, de primacía de la política y de la diplomacia, ha sido considerada por muchos historiadores como la auténtica línea divisoria de la historia europea del siglo xx, la ruptura traumática con las políticas entonces dominantes, algo que puede aplicarse perfectamente a la historia de los movimientos sociales y sus dirigentes".


No hay comentarios:

Publicar un comentario