24 abr. 2011

Lecturas imprescindibles (6): Ignacio Ramonet. La explosión del periodismo

Portada del libro

El director de la edición española de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, acaba de publicar en Francia su último libro, L'Explosion du journalisme. Des médias de masse à la masse de médias -aún sin traducir a nuestro idioma-. En él, uno de los mayores expertos mundiales en la materia disecciona, con el afán y la precisión de un cirujano, el estado actual de la cuestión mediática, en un momento en que el sector comunicativo se halla inmerso en un (profundo) proceso de transformación cuyas consecuencias se antojan aún imprevisibles.

Por gentileza de los colegas del sitio argentino e24n, podemos disfrutar de un avance de la publicación, en el que Ramonet se ocupa de una nueva forma de periodismo, el de los artículos bajo demanda: "La búsqueda de rentabilidad lleva a los medios de comunicación a interrogarse más que nunca acerca del tipo de informaciones que le gustaría leer al público. Parten de una constatación: a la mayoría de la gente le interesa verdaderamente menos del 15% de lo que publican los diarios. Habría entonces un problema de oferta, que no se correspondería, o no suficientemente, con la demanda. Se plantean entonces dos preguntas: ¿qué tipo de informaciones brindar?, ¿y cuándo hacerlo exactamente? Preguntas tan antiguas como los medios masivos, a las que internet podría permitir responder, por primera vez, con la ayuda de algunos nuevos instrumentos. Entre otros, Google Trends, un servicio que ofrece la posibilidad de 'conocer la frecuencia con que un término ha sido escrito en el motor de búsqueda de Google, con la posibilidad de conocer esos datos por región y por idioma'. Así, es posible saber, en tiempo real, cuáles son los temas de actualidad que más interesan a los internautas en un momento dado.

Partiendo de esta información, Google News puso a punto un servicio gratuito, agregador de informaciones en línea, que presenta, de manera automatizada, artículos extraídos en forma permanente de innumerables fuentes de la red y, en particular, de los demás medios. (…) [Pero] el gran pionero de una fórmula nueva de 'artículos a pedido' es el sitio estadounidense Demand Media (www.demandmedia.com) creado en 2006. Según su 'Manifiesto', se ha fijado la 'misión' de 'satisfacer la demanda mundial de contenidos de valor comercial'. Pero no de cualquier contenido, dado que su muy ambicioso objetivo es 'crear contenidos que resuelvan problemas, respondan a los interrogantes, permitan ahorrar dinero, hagan ganar tiempo y hagan feliz a la gente'. ¡El medio-felicidad!

¿Cómo lo hace? Es muy simple, explica una periodista: 'Para determinar qué temas deben ser tratados, el algoritmo de Demand Media toma en cuenta los términos más buscados en internet, las palabras clave más solicitadas por los publicitarios, y la existencia o no de artículos relativos a esos temas en la red. Pone sobre la balanza lo que quieren saber los internautas y hasta qué punto los anunciantes están dispuestos a pagar para aparecer junto a esos temas. Una vez que la demanda ha sido identificada por el algoritmo, los temas a tratar se ponen en línea en Demand Studio, la plataforma por la que pasan los 10.000 redactores y videastas freelance que suministran a la sociedad artículos y videos. A estos últimos les basta con inscribirse en el sitio internet del Studio y esperar los pedidos de los temas que allí se exhiben; a veces 62.000 sugerencias en un solo día. Se les paga por artículo (10 dólares) o por video (20 dólares)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario