12 abr. 2011

Mis posmodernos favoritos (8): El Charco

Fuente | El País

Escribir de fútbol es un deporte de riesgo. A tan digna tarea se acercan demasiado a menudo juntaletras del más variado pelaje: analfabetos funcionales, las más de las veces; radicales ultras (des)informados, en otros casos; y sosegados analistas con Cultura y cultura, en contadas ocasiones. A esta última estirpe pertenece Santiago Solari, el futbolista argentino que militó en las filas de Atlético y Real Madrid, en España, y de otros históricos clubes del fútbol mundial como River Plate o Inter de Milán. Heredero de su compatriota Jorge Valdano en estas lides, y discípulo (in)confeso de los geniales Julio César Iglesias y Santiago Segurola, Solari luce un flamante blog en el espacio digital de El País, al que ha dado en llamar El Charco: aquello que separa (y une), coloquialmente hablando, América y Europa.

Sumergirse en el (profundo) charco de Solari supone gozar, por fin, de conceptos tan alejados (habitualmente, por desgracia) del periodismo deportivo como literatura, reflexión, análisis, sentido común, agudeza... Para muestra, el post que dedicó a Raúl hace un par de días, en el que desplegó un sensato (e impagable) panegírico -valga el oxímoron- en honor del "mejor en todo sin ser el mejor en algo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario