25 abr. 2011

Mis posmodernos favoritos (22): Joaquín Sabina


Tras un año (sabático) sin decir 'Esta boca es mía' en Interviú, el arranque de 2011 trajo la vuelta (al ruedo de los ripios) de Joaquín Sabina poniendo 'El grito en el suelo'. Primero, con una loa del periódico que habría de acoger sus rimas:

"Público es el abrigo de la gente, / corazón de neón corazonado, / qué ganas de gritar contracorriente / las nanas de un futuro con pasado. // Público es el milagro de la imprenta, / el kiosko de un domingo con negritas, / el Carpanta que canta las cuarenta, / la tinta punto com agua bendita. // Público que alborota en plena calle, / cigarra que te agarra por el talle, / plaza púbica, Sócrates en vena. // Sátira al por menor, muñeca en bolas, / media luna de Chueca con rockola, / tribuna de la plebe sin cadenas".

Más tarde, con una 'excusatio non petita' de su flamante, aunque (ya) legendaria, actividad poética:

"A pesar de que siempre me han privado / los calambres del pecado, / las putas y los toreros, / a pesar de mi Atleti manque pierda / y el corazón de la izquierda / subiendo cuestas de enero, // a la hora punta de arrimar el hombro, / hurgando entre los escombros / de la peña malherida, / a pesar de la niebla y el espanto, / sacaré brillo a mi canto / para celebrar la vida. // A pesar del tufillo perroflauta / que destila el internauta / cuando el mundo es un pañuelo, / en prosa, en verso, en rabia, en tinta fresca, / mi canción, buscando gresca, / pondrá su grito en el suelo. // A pesar de la urgencia de la hora / y las toses de la aurora / que suenan a despedida / y el Fondo Monetario ¡qué calvario! / y el futuro, ese rosario / con las cuentas repetidas, // hastiado como estoy de los matones / que condenan los crespones / de lo Público a la hoguera, / a pesar del invierno he decidido / plantarle cara al olvido / con el verbo por bandera. // Aunque con tanta crisis tecno-zafia / no haya capo de la mafia / que deje de cantar bingo, / a pesar de que pagan más bien poco, / aquí, comiéndote el coco, / me tendrás cada domingo".

Al fin, con la rutinaria entrega semanal de unos versos variados en formas y métrica pero siempre más atentos -qué remedio- a lo privado que a lo público:

"La dictadura adolescente apesta, / la incultura del bíceps y del culo / escarcha la razón del disimulo, / cura peor la marcha que la fiesta. // Rajé del botellón cuando la cresta / de la ola inundó mi agreste zulo, / con la soga en un huevo capitulo: / el yoga es un placebo de la siesta. // Lo malo es que el Me duele de autoayuda / no huele a sobaquina cuando exuda / las endorfinas de la mala suerte. // Matusalén es mi peor testigo, / por consiguiente niego lo que digo: / la vejez es el alba de la muerte".

No hay comentarios:

Publicar un comentario