24 abr. 2011

Mis posmodernos favoritos (19): Santiago Segurola

Fuente | Marca

El mejor periodismo deportivo español del último cuarto de siglo tiene su figura más representativa en Santiago Segurola: es el más literario (y narrativo) cronista -da igual que escriba o hable de fútbol, baloncesto, atletismo o natación- y el más agudo analista -milagro mayor en un universo poblado por seres generalmente irracionales-. Cuenta, para ello, con un inigualable bagaje cultural -es un afamado melómano, pero no solo- que le ha permitido llegar a ser redactor jefe de la materia en el diario El País.

Las páginas de ese periódico guardan algunos de los artículos más gloriosos de la trayectoria profesional del que fuera hombre fuerte de los deportes del grupo Prisa: su pluma y su verbo se pasearon durante años con el mismo (irrenunciable) criterio por los micrófonos de la cadena SER o de Canal + que por las páginas del diario que permitió su marcha a la competencia, Unidad Editorial, en 2007. Desde entonces, desempeña en Marca labores de adjunto al director -contraviniendo, a menudo, la línea editorial del superventas periódico deportivo- y colabora en otros medios del grupo -como el diario El Mundo- con exquisitas recomendaciones culturales.

El blog que mantiene, a duras penas, en la web de Marca aún aloja inmejorables muestras de su talento, como el definitivo (y premonitorio) artículo, publicado el pasado mes de noviembre, en el que reflexionaba sobre "un futuro (Mourinho) y su excepción (Guardiola)", que ningún buen aficionado debería dejar de leer en estos días de asueto entre 'clásicos':

"El Madrid actual representa en numerosos aspectos un modelo opuesto al del Barça. Y lo representa muy bien, mejor que nadie en los últimos años. Tiene el vigor del Chelsea, pero un punto mayor de finura. Es concreto como el Inter, pero bastante menos especulador. Privilegia la velocidad, pero valora la precisión. Es eficaz y vibrante. Se ajusta a un criterio que no está peleado con la estética. Simplemente es otra que la del Barça, lo que sirve para enriquecer el paisaje del fútbol. Es el estilo que vislumbra [...] una amplia mayoría de analistas para el futuro. Digamos que a los ojos de este sector el Madrid aparece como la próxima medida de referencia. Quizá, aunque por eso mismo resulta tan extraordinaria la resistencia del Barça a aceptar ahora las mismas predicciones que se hicieron a finales de los años 80. Han pasado 20 años y su singular idea no sólo no ha capitulado, sino que ha forjado la edad de oro del club y, por extensión, de la selección española".

No hay comentarios:

Publicar un comentario